Celulitis

Ejercicios para la celulitis en los muslos

ejercicios para la celulitis en los gluteos

Los ejercicios para la celulitis en los muslos no solo harán que pierdas esa apariencia a piel de naranja en esa zona, es posible que logres más de lo que esperas con estos ejercicios que te daré aquí.

Ejercicios para la celulitis en los muslos

Aunque la celulitis parezca difícil de quitar en un principio, puedo asegurarte que con una buena alimentación y realizando estos ejercicios, obtendrás resultados que nunca esperaste. Yo misma lo experimenté y sé que tú también puedes lograrlo, solo confía en ti misma y entrénate con estos ejercicios regularmente en tu semana.

Patada abductores

La patada abductores es un ejercicio que beneficia mucho a los muslos, pues los tonifica y prepara para una nueva forma más firme y de mejor apariencia. Eso repercutirá positivamente en tu piel, pues se verá más estirada, no comprimida, como suele dejarla la celulitis.

Para hacer este ejercicio, recuéstate en el suelo apoyándote en uno de tus lados. Lleva la mano que quedó por arriba hacia al frente y apóyala en el suelo para equilibrarte, pues deberás levantar la pierna que quedó por encima, de modo que formes una tijera o letra “V”.

Cuando hayas adquirido la posición final, retorna a la posición inicial y repite. Realiza 12 repeticiones de este ejercicio con ambos lados. Primero trabaja uno y, luego,  pasa al otro, sin descansar entre ellos. En total tendrás que hacer 3 series con esa misma cantidad de repeticiones en todas ellas.

Sentadillas

Este otro ejercicio también es muy efectivo, pues hará que esa zona de tus piernas pierda la celulitis rápidamente. Lo que tienes que hacer es pararte y separar un poco las piernas, con una distancia igual que la de tus hombros bastará. Luego baja el tronco doblando tus rodillas hasta llegar a formar un ángulo de noventa grados. Mantén esta posición por unos 10 segundos y, luego, regresa a la posición inicial.

Como recomendación, mantén siempre recta la espalda y el cuello. Realiza un total de 3 series de 12 repeticiones para este ejercicio.

Sentadillas con peso

Esta es una de las muchas variaciones de la sentadilla. Consiste en que añadas un peso en tus manos. Puedes usar mancuernas si las tiene, pero, en su defecto, te sugiero emplear algo más o menos liviano, es decir, con un peso que puedas manejar, y un buen artefacto que puedes utilizar son botes de galones de agua que posean agarradera. Te servirán muy bien si los llenas con la misma cantidad de agua.

El propósito de realizar las sentadillas con peso es que tonifiques bien el músculo de modo que la piel también se tense y desaparezca, así, la celulitis de tus muslos.

Sentadillas con salto

Esta es otra variación y puede resultarte interesante si te aburre la sentadilla normal. Lo que tienes que hacer es realizar la sentadilla como te indiqué en el apartado correspondiente, con la única diferencia de que en el momento de ascender, lo hagas de manera explosiva dando un salto.

En este caso no tendrás que esperar diez segundos para ascender, sino que reduce el tiempo, por ejemplo, a 3 segundos. Así estarás realizando un gran entrenamiento para acabar más rápido con la celulitis.

Un extra para esta variación es que al momento de estar en el aire des una palmada por encima de tu cabeza.

Realiza la misma cantidad de series con la misma cantidad de repeticiones que para una sentadilla normal, 3 series de 12 repeticiones descansando 1 minuto entre cada serie.

Zancadas

Las zancadas también hacen un buen trabajo a la hora de eliminar la celulitis de los muslos, y es que también es uno de los ejercicios que puedes realizar en tu propia casa, por lo que se te hará muy sencillo realizarlo.

Para hacerlo, solo tienes que ponerte de pie y mantener tu espalda recta mientras das un paso largo hacia al frente con solo una de tus piernas, dejando la otra pierna atrás de ti. Desciende el tronco flexionando la pierna que queda atrás. Esta pierna quedará tan abajo que casi tocará el suelo. Luego asciende hasta la posición inicial, devolviendo hacia atrás la pierna que dio la zancada. Repite el ejercicio.

En total realiza 3 series de 12 repeticiones para este ejercicio. Alternan las piernas realizando una repetición con una y después con la otra. En total darás 24 zancadas por cada serie.

Zancadas con peso

Una buena variación del ejercicio anterior es agregar peso, al igual que con las sentadillas. Pues usar cualquier objeto que se te ocurra, siempre y cuando el peso en ambas manos sea igual o similar para que no pierdas el equilibrio.

Las zancadas con peso requerirán más atención que las normales, además del implemento que será el peso, pero en caso de que quieras probar una variación diferente, la siguiente es una igual de buena.

Zancadas con salto

Básicamente esta variación consiste en dar un salto una vez que regreses a la posición inicial después de hacer la zancada. Para el salto, procura hacerlo sin mucha prisa, para que no aceleres la zancada.

En ambas variaciones realiza la misma cantidad de repeticiones que debe hacerse con la zancada normal.

 

Add Comment

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *